LEALTAD AL PROCESO DE CAMBIO, NO A CAMARILLAS

Comparte:

Estos últimos días se hizo un ataque desde afuera y dentro del partido del MAS-IPSP, con acusaciones de oportunismo. Incluso en el  gobierno del MAS a la cabeza de Evo Morales se vio roces políticos dentro del gabinete, muchos Ministros y Viceministros fueron cambiados por chismes infundados o por riñas internas y claro esto no solo ocurrió en el gobierno de izquierda sino también en el Gobierno Pitita resultado del golpe de estado, cambiaron Ministros y Viceministros como se cambian calcetines después de la fiesta (sarcasmo pitita).

Ahora bien después de heredar un Estado en crisis tanto económica, política, comercial, internacional, educacional, de salud y social. Seguimos con las peleas y apetitos politiqueros internos, como se tratará de un partido de derecha. Sin embargo, dentro del “representante de izquierda”, el MAS-IPS, muchos internautas hablan de lealtad, pero ¿Qué lealtad se puede exigir o pedir? Si dentro de los partidos de derecha para ser candidato debes dar dadivas o “donativos” a empresarios o padrinos y una vez que salga o gane algún cargo debes pagar o «recuperar» con intereses  la «inversión» realizada, obviamente vía corrupción.

¿No será que algo así se está formando en las filas del MAS-IPSP?, alguna vez escuche a un facho intelectual decir: …dales dinero a los del MAS y listo, me negué a creer eso, él sabía que en la derecha eso es normal y yo también, sin embargo hora que muchos piden «lealtad», gente que se cree moralista o más bien virgen o casto político, ¿Lealtad a qué?, ¿cuándo se han olvidado los principios?.

¿Leales siempre, traidores nunca? Frase acuñada en la filas de izquierda, por supuesto que somos leales pero a nuestra ideología, convicción, ideales, proyecto y principios y no así a personas o camarillas de oportunistas.

La lealtad se gana y se fortalece pero tambien se la pierde, Mallku y Eva Copa van por el partido JALLALLA. LA PAZ una agrupación de izquierda con idiologia indigena, esperemos que si logran ganar, esa lealtad al Pueblo Paceño y Alteño sea fuerte y se trabaje incansablemente por el bienestar de la población y que se fortalezca a más jovenes lideres con idiologia, honestidad, disciplina y sobre todo lealtad a su pueblo.

La gobernabilidad no se construye en pactos entre dirigentes a espaldas de la gente, la gobernabilidad se construye en un gran pacto con el Pueblo. ¿Qué gobernabilidad se puede sostener en un país con desempleo y pobreza en crecimiento constante?

Al Gobierno hay que ayudarlo a construir una Patria justa, independiente y soberana, porque ese es el mandato que les dimos los bolivianos y bolivianas en la última elección de octubre 2020 y que les daremos en las proximas elecciones municipales. En honor ellos, los servidores públicos deben construir un nuevo pacto de gobernabilidad con nuestro Pueblo. Lo demás es oportunismo.

La tarea del momento es desterrar el oportunismo y la lucha del poder por el poder y fortalecer la organización y los principios revolucionarios entorno del socialismo comunitario y el Vivir Bien.

Jallalla Bolivia Unida

lAEl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *